07 julio 2005

Londres.

Londres, ciudad que espero conocer algún día, sufrió un atentado brutal.
¿Qué viene después?.
Hasta cuándo...

Recordemos sin embargo, y al mismo tiempo, las cientos y miles de muertes de inocentes civiles que no hacen noticia, pues ocurren a diario en otros lugares del mundo...

11 comentarios:

♥LadyPaula♥ dijo...

Cada dia me dan menos ganas de conocer el mundo en vivo... quizas por eso navego tanto por la red.
Visitare tu blog mas seguido.
Paula

Tono dijo...

No podria estar mas de acuerdo.
Actualmente todo parece decir: "si no da rating no existe".
Y asi muchas muertes igualmente dolorosas se borran sin pena ni gloria.
Eso es de una inhumanidad tremenda.

Saludos

Juan Carlos dijo...

Lamento decirlo, pero estoy convencido que lo peor está por venir.
Enfermedades, guerras, pobreza, cambios climáticos, agotamiento de reservas petroleras, racismo, intolerancia... Es curioso como es tan fácil nombrar los problemas y tan difícil encontrarles solución.
J.C.

jaimePL dijo...

Opino lo mismo... y he leido a muchos que creen igual.
Saludos

AM dijo...

Lejos del dolor y del blogoestrellato. Quizás sea imposible decir nada, excepto que estamos en un falso mundo común que nos iguala y que nos diferencia, un mundo que nos han vendido para que nos estemos callados y pasivos, conformes y felices a cambio de incertidumbre... raro raro

La Libélula dijo...

De sólo imaginar que pudiese pasar algo así en Chile, y justo en las horas de más movimiento en el metro, siento pánico y pienso en aquellas personas que sin saber que hacer en esos terribles momentos se deben haber sentido frágiles y desesperados.

Estas cosas jamás debieran pasar...

Un abrazo
Yvette
La Libélula

JLVEGAPI dijo...

ja ja...que bueno eso que dijo mark gonzalez...ja ja
te felicito por tus comentarios, respecto a lo del futbolista,...
sin comentarios

Carly dijo...

Nadia, opino lo mismo que tú, en el medo oriente hay atentados día a día y ya ni nos sorprenden...es muy triste.

Nadiezhda dijo...

En Africa mueren niños y adultos de hambre con una frecuencia insospechada. En La Pintana, Renca y otras comunas de nuestra ciudad se matan a balazos. Es cierto que lo del Londres es terrible y eso es lo que pretende ser, un impacto, pero las otras muertes también le están doliendo a alguien y nadie lo sabe o peor aún, muchos lo ignoramos

Roberto dijo...

Las muertes, sobre todas las inútiles, no tiene color.
Y todas duelen.
Eso es lo que no hay que perder.

Vero Patitas dijo...

la memoria es finita, sin embargo
aunque la capacidad de reacción... a veces impredecible.
cariños y ya nos estamos "viendo"
:)