16 noviembre 2008

Ansiedad por comer.


Estoy en ésa, el refrigedor tiembla cuando paso por su lado. Años atrás, era fan de la comida rápida y creo que pudo tener como consecuencia que el 2005 me tuvieran que operar de la vescícula, dejándome una cicatriz larga y fea. Es que siempre me ha gustado comer, siempre.

Últimamente me levanto de madrugada y veo lo que hay: a veces me preparo un sandwich con un té, o saco un yogurt si es que hay... mala cosa en todo caso, muy mala cosa, pues los resultados ya están a la vista.

Hay elementos externos que gatillan esta ansiedad, sin duda; no puedo comentarlos aquí, es difícil hacerlo (por el momento); el asunto es que trae hasta complicaciones familiares... claro, porque no pueden andar escodiéndote el pan, o poniendo candado al refri o a la despensa. Entonces tengo que echar mano a mi escasa fuerza de voluntad, y aumentar el consumo de agua, y recordar algunos tips leídos en revistas femeninas o de nutrición y salud. Ayer puse en práctica uno de ellos, con buenos resultados: tenía que esperar el almuerzo, que sería a las 2 de la tarde, sin comer nada o casi nada durante 2 horas... entonces recordé el consejo leído en más de una ocasión que recomendaba cortar apio o zanahoria en bastoncitos e ir masticándolos de a poco para provocar sensación de saciedad; yo piqué una zanahoria de tamaño regular y junto a un vaso de agua (y a alejarme de la cocina por un buen rato) pude esperar con calma que llamaran a comer.

Seguiré con este tema de vez en cuando, creo que muchos (as) han pasado por experiencias similares.

5 comentarios:

Aynna Dannan dijo...

Me encanta comer, pero esas cosas como grasientas no. Paso.

Puede ser que comas por ansiedad o por otros factores, pero cúidate. Este tiempo es tuyo. Está bien hacerse nanai de esa forma.

Saludos cariñosos.

tempore dijo...

sin duda, y sin duda que es un problema no solo que te recriminen por fuera, sino que también y peor, por dentro.
Duro transe despertarse de madrugada a hacerse un sandwish.

gracias por el consejo de la zanahoria.

saludos.

tempore dijo...

curso de cuenta cuentos???, como te noticiabas?.

gracias!...
saludos.

Katinita dijo...

Hola Nadia,

Hace mucho tiempo que no te comento, pero paso por acá bien seguido. Me gusta leerte, tú tienes como un rimo pacífico... Como de pinceles de acuarela... Vengo y es pausa acá. No sé porqué te quise comentar ahora... Lo de la dieta, bueno, es así...

Otro consejo para eso, es hacer algo que demande atención. Escribir un mail, ordenar, etc. Y, por otro lado, tb, lavarse los dientes (se supone que uno quiere perpetuar un rato el sabor fresco de la pasta en la boca, por eso, de alguna manera media incosciente, uno evita comer por un rato ... ).

Ojalá a tu marido le vaya bien en la otra... ¡Y que tenga más años en el pueblo!.

Me encantan las películas románticas, tengo una debilidad por "legalmente rubia", 1 y 2. Ya sé que es tonta y eso, pero a mí esa peli me encanta. A ella la encuentro tan linda de alma... Soy muy freak, I know.

Y sobre los perritos que se mueren, una vez escribí, por lo mismo, un post que se llama "amores perros"... en mi estilo, obvio...O sea laaaaaaaaargo, no como tú, concisa...

En fin, muchos saludos.

Katina

tempore dijo...

claro, como "te enterabas" de la existencia de esos cursos, algún dato?