17 junio 2008

Unas horas en otro mundo.

El domingo fui a ver "Las Crónicas de Narnia: El príncipe Caspian" (el link corresponde a un resumen de la novela) basado en el libro de C.S Lewis, que forma parte de una serie de 7 libros cuyas historias transcurren en el mágico mundo de Narnia, poblado de animales parlantes, espíritus de árboles y de las aguas, brujas, enanos, centauros y otras criaturas, además de "Hijos de Adán" e "Hijas de Eva" y la presencia de Aslan, el León.

Leí los 7 libros en mi adolescencia, y como tengo alma de niña, me cautivó la manera de narrar del autor, la calidez de Aslan (un símil de Dios, nada menos), los instantes de humor, las pruebas que deben afrontar los personajes, las lecciones que reciben, la magia... tal vez ahí está la clave: me hizo creer en la magia y apreciar la bondad. Es por eso que disfruté tanto viendo la película, aunque ésta se permitió varias licencias en su adaptación, y me sentí un par de horas viviendo en Narnia.

Lo mismo me ocurrió con "El Señor de los Anillos" y "Harry Potter", y aunque éste último tal vez no sea una joya literaria, confieso que a mí me basta que un libro sea capaz de atraparme en la historia para que quede entre mis favoritos... que me haga vivir unas horas en otro mundo.

2 comentarios:

elisa de cremona dijo...

ahhh qué alegría... creo que aún no llega aquí... pero ya quiero ir a verlaaaaaa

CS LEWIS... fascinante... cierto!

besotes

frank h. dijo...

no la he visto
la veré
gracias por la recomendación

abrazo!