20 mayo 2007

De mi ausencia... y del enojo.

Hace poco miré el calendario y me di cuenta que en realidad quedan sólo ¡5 meses! (horror) para el día D (el examen).

En todo caso, la razón de mi ausencia por estos lares se debía a dos motivos:

- PC en la UTI; acaba de salir sano y salvo, con la mayor parte de la información respaldada afortunadamente. Nos mantuvimos con otro para cosas urgentes, pero la conexión era muy lenta, me ponía de mal humor esperar tanto.

- Estaba sumamente molesta conmigo misma; ésa es una situación compleja, pues no es como cuando te enojas con alguien y puedes no hablarle o alejarte por un tiempo... En este caso puede uno escoger varios caminos que no llevan a ningún lado -conveniente o positivo- y por ellos anduve: tratando mal a otros y a mí, cometiendo ciertos autoatentados que no describiré... nada grave, claro, pero hay muchas y sutiles formas de hacerse daño.

Cuando estoy enojada me bloqueo; antes era capaz de escribir páginas y páginas en mi diario de vida, lo que no sirve de nada cuando el problema es siempre el mismo y la escritura se convierte en una especie de vómito que ni siquiera purifica o alivia. Ahora no escribo, me enojo y esa molestia me nubla la mente, me paraliza luego de haber estado como una olla presión que a veces explota y otras no... (acabo de darme cuenta que traté tangencialmente el tema en el post de fecha 19 de abril. No importa, esta vez no borraré ni editaré nada).

Hoy me reencuentro con el simple y grato hecho de escribir. No sé por qué lo había dejado tan de lado, si me gusta tanto. Además, una bitácora que no se actualiza con cierta frecuencia sigue siendo tu espacio, eso nadie te lo quita, pero pierde un poco un elemento que es casi de la esencia... ya, he de actualizar con más frecuencia entonces...

8 comentarios:

Pretoriano dijo...

"Cuando estoy enojada me bloqueo; antes era capaz de escribir páginas y páginas en mi diario de vida, lo que no sirve de nada cuando el problema es siempre el mismo y la escritura se convierte en una especie de vómito que ni siquiera purifica o alivia."

No sabe cuánto me identifico con eso que escribió... Y no sabe cuánto he querido tener esas palabras cuando tengo que "explicarme" frente a otros.

Gracias por escribirlas.

Tes bien.

Patricio Larraín dijo...

El problema es cuando escribimos y escribismo acerca de lo mismo o el problema es que nos da lata que lean y se den cuenta que seguimos pegados en los mismo?

Siempre hay varias formas de ver las cosas querida Nadia, sin embargo más allá de eso y como creo leer entre lineas, lo importante es que tú te sientas bien con aquellas cosas que te pasan y que cuentas.
No dejes botado el blog, sigue escribiendo que habemos muchos que seguimos leyendo.

Un beso
Pato

Nadia dijo...

Patricio: touché... en parte; una sutil estocada, como te dije.
Pretoriano: gracias por tu comentario, me anima a seguir escribiendo!

Marcylor dijo...

No te preocupes, es parte de la sintomatología anexa del examen de grado. Por serle: yo calificaría en mi caso de "autoagresión" el haber engordado como 10 kilos durante el período álgido de estudios; ver las teleseries de las 15 hrs (y no las brasileñas) y permanecer despierta hasta las 5 am habitualmente, con una estufa a gas licuado encerrada en el dormitorio.
Y cinco meses es harto tiempo. Paradójicamente, insuficiente si lo que esperas es acordarte de todo completamente. Ese grado de incertidumbre es parte del juego y nada qué hacer con él.
Ya llegará la normalidad, por ahora, no le des mucha bola a nada, porque en realidad, no conduciría a nada productivo dadas las condiciones del medio.

Elisa de Cremona dijo...

querida,
el tema es el tema, y punto. Escribe si te hace bien, si te gusta, si te desahogas. Escribe y adeu con los lectores "familiares"... coartan, es cierto... pero no deben anular!
un besazo!!

Aynna Dannan dijo...

Bien por el reencuentro con la escritura, se la echa de menos... Actualiza cuando lo necesites. Aquí estaremos. Sigue adelante con el estudio y enójese menos con usted...

Saludos

Mapkov "Un Profe" dijo...

ahahahah el desahogo en la esc4ritura, una especie de terapia culta...

Kika dijo...

Yo celebro que escribas y con más frecuencia. Kafka decía "Mi manera de vivir está organizada únicamente en función de escribir." Cuando lo pienso así, me parece una maravilla.
¡Un abrazo, querida!