05 octubre 2006

Sin título.

Se puede vivir sin Internet en casa, pero si no tuviera biblioteca cerca con acceso gratuito a Internet, me sentiría ultra incomunicada… aún así, ya no puedo leer blogs con la frecuencia de antaño, y es así como me entero, con varios días de desfase, que una blogger baja la cortina por iniciar una nueva etapa, o que varios han escrito tanto que difícilmente podré ponerme al día, o que Pancha está viviendo una difícil prueba, pero que cuenta con el apoyo de sus seres queridos y además, de quienes la leemos.

Por este medio me comunico con mi familia… leen el blog y nos “carteamos”… ¡qué distinto sería todo si sólo pudiera escribirles “a la antigua”! Como me gusta escribir, yo no tendría problema, pero sí resultaría complicado esperar tanto por una respuesta… también me desalienta un poco escribir y recibir dos líneas de vuelta, pero lo entiendo: yo me explayo más por escrito y eso sólo lo hacen también mi hermana y a veces mi madre. Por otro lado, visito los fotologs de mis primos y la Carla, los blogs de dos de mis primas y otra más que anda de viaje por Europa (es divertido leer los comentarios de todos, ahí la familia se ha entusiasmado harto y sigue su periplo por gran interés) y nuevamente, vuelvo a asombrarme por la manera en que se acortan las distancias…

Ya han pasado dos meses de residencia permanente en Los Sauces, y compruebo en mí misma que soy un animal de costumbres, como reza el adagio; podría, en definitiva, adaptarme a la vida semi-rural, siempre y cuando fuera posible inyectarme unas dosis al menos trimestrales de Santiago… es bastante raro todo esto, este proceso, pero aunque esté lejos de todo mi mundo conocido, de las comodidades y de ese sinnúmero de cosas que siempre están pasando en la capital, estoy simplemente donde debo estar ahora. Hay un ciclo importante que está inconcluso, sin embargo, y de alguna manera esa parte de la historia se está escribiendo, con bastante dificultad.

23 comentarios:

Elisa de Cremona dijo...

querida, es lo que tiene estar lejos de las citadinas comodidades........
pero bueh... si tú estás contenta, feliz y con buenos besos y abrazos, creo que nada más importa...
sigues con la suegra???

Marcylor dijo...

bueno, bueno, mientras haya internet...

de suegras...no diré nada. La mía vive lejos, pero mi mamá...uffffff.....postula a Endora...de Hechizada.

Juan Carlos dijo...

Eh, mientras haya internet... y cable. Sin cable, no sobrevivo, por superficial que parezca decirlo. Necesito ese ruido de fondo.
La posibilidad de una vida más simple y menos acelerada, en todo caso, es atractiva.
J.C.

sebinsky dijo...

Soy un agradecido de que internet no sea un lujo, cuando estaba mas chico si que lo era y tambien alcance a enviar algunas cartas de forma tradicional con estampilla y todo jajajaja
Se demoraba mucho la cosa...
Saludos!

Hernán Fco. dijo...

bueno...hay historias, bonitas, emotivas, cariñosas, pero son las menos...la mayoría se hacen a golpe y fuego, son las historias de la vida, ánimo niña que igual siempre te visito, aunque no siempre te escribo...

KromCvl dijo...

Estamos donde nos toca estar, por lo que hay que aprobechar a cada momento los que nos da la vida, la idea es que no sabemos en cuanto tiempo mas vamos a poder disfrutar lo que tenemos ahora.


Saludos

Daniel dijo...

La verdad ya estoy tan acostumbrado a esta gran ciudad que duraria no más de 24 horas viviendo en ambientes semi-rurales o rurales. Extrañaria demasiadas cosas.
Saludos

Paz dijo...

Sigo a la espera de leer tus recetas con huevos de campo, mantequilla de verdad, y leche recien ordeniada...
un abrazo!

tempore dijo...

wow.... los beneficios comunicativos de los blogs... que diría mi tataraguela!!!...

a pesar del no internet, la envia por mil, mientras una se mata las neuronas en este mundo-escuela que tu conociste bien, ahora arrinconada en el campo, que no es cualquier campo porque es sur y el sur es siempre tan lindo... tonces, envidia!

saludos muchos para ti... desde la civilidad, santiaguina, derechistica, estresada...

Aynna Dannan dijo...

En medio de ese importante porceso de adaptación, nunca viene pa la capitale regional??
Digo yo, en una de esas...

Saludos

Héctor González Avilés dijo...

¡Hola, amiga Nadia¡ Soy titogonzalez23, el candidato de la lista 27, de los Mr. Blogger 2006, te invito a visitar mi blog y a votar por mi. Y tambien a ser miembro de la ACHIB (Agrupación Chilena de Blogs):
http://www.achib.blogspot.com

A proposito, escribes muy bien, te felicito.

JEI PI dijo...

Uf yo sin cable ni internet...soy un simple mortal jajaja

es muy cierto eso de animal de costumbre.....


cuidate.-



opcion 8

Beatriz Valenzuela dijo...

nadiaaaaaaaaaaaa: no te da penita?


venga, animate a esto:Crea, re-crea, inventa, reinventa, declara, señala, entre todos un todo, es el Arte Entre Todos= el A r t ECo, el arte de la colaboración.

Te invito a enviar tu dibujo para que juntos construyamos un gran collage cuyo centro es “el deseo”.

Visita:

http://arteciudadano.blogspot.com

BELMAR dijo...

H

O

L

A

S

Hernán Fco. dijo...

Pero igual te he visto comentando por ahí...(celos de cobertura...buuuu)
mande pan amasáo

Kika dijo...

¡Querida, tanto tiempo! Pensé que te había perdido... al eliminar mi blog se fueron todos mis links... Fue una tontería no pensar en ese detalle.
Qué gusto leerte de nuevo. Veo que me he perdido grandes acontecimientos. Echaré un ojo para ponerme al día. Esta vez estoy como tú, sin internet en casa, pero estoy cerca.

Un abrazo muy fuerte y muy largo, de verdad me alegra leerte.

Anónimo dijo...

Quibo negrura:

Re100 debutando en esto de leerte - mas bien reencontrarte - aunque yo en Pto. Varas, no tengo Internet ni siquiera a carbón....

Por de pronto te cuento que estoy a cargo de los números en una transnacional japonesa que está partiendo sóla, sin el cordón umbilical de sus antiguos distribuidores: no develaré el nombre, pero es una de las grandes.por fin ¡¡¡¡OJO: Estoy de punto fijo en Santiago de SSHILE, nada más....

En esta carrera, Nadia, no pretendo dejar NADA al azar: recogeré todo lo bueno y malo en lo que es conducta y estrategia. Afortunadamente, la capacidad técnica la tenemos...son esas, las "otras cosas " las que debo asimilar y saber como , cuando y donde aplicar....(Do you know what I mean ????)

Los perros quedaron con Marinka: a buen reacaudo, porque - tu sabes - son algo mas que mascotas: son nuestros crios.

POr cierto mi interés por la lectura no ha estado del todo alejado: por enesima vez he retomado La Reina Isabel Cantaba Rancheras y tb. por enésima vez he prestado el libro. El tipo es Marqueziano, sin duda, pero me encanta ¡¡¡ NUNCA he terminado esa novela, pero he comprado TRES ejemplares.... y..no he terminado libro algino.

Chau Negra, un besote de tus tios, Odin y LUMA II.

Lalo, Mari, Odin y LUma II

Pretoriano dijo...

Disfruta el sur por mí. Ya estoy a punto de dejar todo tirado e irme para allá.

Un beso.

Maga dijo...

[ Volviendo a leernos :)! Te dejo un abrazote enorme y mis mejores deseos para que vuelvas a disfrutar 100% del mundo virtual ]

Carlos Verdugo V. dijo...

Por estos días anda por Santiago, uno de los bloggers en español más reconocidos y activos. Se trata de David de Ugarte, con quien hemos organizado de manera relámpago un Beers & Blog para hoy miércoles 8 de Noviembre a las 19:30 horas en Fast-Good, al que por supuesto estás invitado! Ayúdame a difundir esta actividad!

Mas información en Mi BLOG

salu2

Carlos Verdugo

Mary Rogers dijo...

Estás donde debes estar, dices y parece que eso es cierto. No es fácil des-acostumbrarse. Recuerdo que, durante mis 6 años en Viña, me sentía como Alberto Cortez (no soy de aquí, ni soy de allá).
La sensación es rara pero si estás feliz, sólo tienes que cortar un poco con el pasado y cambiar o adecuar las costumbres.
Te mando un abrazo grande y mucha energía

tempore dijo...

ta' en stgo??? o vi un espectro suyo hoy (14 del XI) en la Escuela???

saludos!

PQR dijo...

De verdad debes tener una razón muy importante para estar en Los Sauces, poruqe la verdad no tiene nada, como ser aqeu Traiguen lo encientro una metropolis al lado de Los Sauces.