30 junio 2006

Welcome to the jungle.

Mi retorno a Santiago partió con el pie izquierdo... una pana (o panne) saliendo de Los Ángeles; lo triste del asunto es que habían probado la máquina en el terminal de esa ciudad, luego de 2 horas de viaje, y aunque presentaba problemas, ya que echaban a andar el motor, y paraba solo, hasta que funcionó bien y ahí dijeron "démosle no más". Entre la revisión del bus y esperar al borde del camino... el viaje se retrasó en hora y media más o menos... quedé chata, pero aún con algo de ánimo para escribir y alegrarme por un hecho netamente práctico: internet gratis y rápido en casa. He dejado a mi novio solo nuevamente, pero por un buen motivo, y por poco tiempo...
Viajar en bus no es de lo mejor (parafraseando la canción del tren, "andar en tren, es de lo mejor, se tira el cordel, y se para el tren..."); la empresa Tur-Bus se supone es la más grande y mejor en calidad de servicio, pero uno nunca sabe lo que le va a tocar: el servicio clásico Los Sauces-Santiago cuesta $5.700, si es de noche ofrece "desayuno" (medio vaso de café y un mini galletón de avena... el 50 % de las veces sólo me tocó la galleta), apagan la luz a las 11 P.M (una tortura para mí, que suelo llevar un libro para el viaje si no hay películas que ver, que últimamente ha sido lo más frecuente), ya no hacen el clásico bingo, y aunque por fuera se ven bien, pueden presentar defectos ocultos, como fue el caso en esta ocasión. Punto a favor: he viajado en otras líneas, recorridos más cortos (digamos, 3 a 4 horas) y ni les cuento, da pena.

Llegué a Santiago de noche, pues viajé de día esta vez, siguiendo un consejo de mi madre... apestada por el retraso, pero con un buen recibimiento (una rica once), con una sensación extraña: a minutos de llegar al Terminal, veo las micros amarillas y las Transantiago, la congestión vehicular, las casas, calles, basura y demases, una suerte de "bienvenida a la jungla", a lo que me es familiar, la ciudad y mi casa... cuando más comienzo a valorar todo eso, ya lo tengo que dejar, todo indica que será así.


9 comentarios:

Don Chere® dijo...

Buu..de welta...ya me pasa cuando salgo de Santiago..como se siente llegar a esta ciudad..al poco rato me acostumbri..peor los primeros minutos son de ahogo...ojala pase poco tiempo para estar con tu novio de nuevo.-

Un abrazo.-

P.D: Gracias por tu opinion discrepante...aprecio mucho mas cuando la gente discrepa.

Julita Monse dijo...

si pues Nadia, así parece ser esta jungla, queremos estar lejos pero necesitamos estar ahí, peleando por un espacio de respeto y seguridad.

Eso es lo que me ocure, lo que siento...
Vista mi blogcito! puso unas de mis fotos favoritas ^^ nos estamos viendo!!!

Aynna Dannan dijo...

Yo,alejadísima de esa jungla, ya sabe, pero con nuestra propia jungla a los pies del Ñielol.. la lluvia, el frío, el smog... ufff!

lucas tarazona minaya dijo...

Yo viaje en bus desde lima a santiago en en el año 88 y vaya que cuando ingrese a chile, senti que habia realizado el viaje más comodo de mi vida, sorprendido por todo de lo que veia.

frank dijo...

la jungla de cemento, nadia
de regreso a la capital en todo caso

¿cuántos kms hay entre los sauces y chago?
el precio del pasaje, alrededor de los US$ 10 es super ultra barato en términos internacionales
tomando eso en cuenta y si la frecuencia de buses es buena, no está nada de mal

en Europa y Norteamérica los bueses son mejores, pero hay uno cada década y el pasaje carísimo!

pros y contras, como todo en la vida...

buena semana!

Paz dijo...

No me llevo bien con los buses, desde chiquita me marean facilmente. Quiza el viaje desde el sur seria mas agradable y romantico si fuera en tren en vez de bus, verdad?... Por que no hay buenos trenes en un pais tan largo y angosto como el nuestro es un misterio que no logro comprender. En fin... un abrazo Nadia.

frank dijo...

sí, paz tiene toda la razón, chile debería ser el país de los trenes - modernos, rápidos, cómodos ... pueden transportar montones de gente y mercancías
y evitan los miles de camiones en las carreteras
y tanto accidente

no hay por donde perderse

pero los gobiernos... ay,señor

Elisa de Cremona dijo...

entonces por qué no te decides y te vas para allá de una vezzzzzzzzz???
ahhh yo me lo pensaría, si me ofrecieran un trabajito en el sur, me iría, te prometo... es tan lindo vivir en sur, lleno de campo y tranquilidad....

Nadia dijo...

gracias por sus comentarios!!
frank y paz: lo de los trenes, mmm, siempre dicen que sería muy caro y los chilenos no estaríamos dispuestos a pagar tanto... a mí me encantaría que Chile estuviese cruzado de norte a sur por trenes como los europeos, qué maravilla sería...

¿no estarán tras esta ausencia los oscuros intereses de siempre?
los trenes merecen post aparte, sin duda; y más quejas contra los buses, otro, aunq Frnak toca un buen punto: sale muy barato viajar a Los Sauces x ejemplo en comparación a lo que me saldría si fuera manejando sola en un auto.