06 marzo 2006

It's only love.

Cambiando el switch de lo semi-rural a "la gran capital", concluyo que no hay caso, soy un ser urbano, aunque el amor todo lo puede -dicen- y sí, podría vivir con mi novio en su actual residencia. Bueno, ése es un asunto que se decidirá en pocos meses, y mientras tanto, estoy de vuelta. Resulta extraño sentirse así de dividida, me ha hecho reflexionar mucho, a decir verdad, sobre lo que uno deja cuando abandona un lugar y se instala en otro tan lejano y extraño; admito que no es tan extremo como partir fuera del país y cambiar de cultura y a veces de idioma, como le ocurre a mucha gente, pero yo soy una persona que gusta de los espacios y personas conocidos y familiares... en fin, creo que a mi vida le hace falta un poco más de riesgo y locura...

Recién termina de sonar en la radio No more lonely nights de Paul Mc Cartney, enteramente dedicada a Linda, su primera esposa, quien falleció de cáncer hace algunos años. La relación de ambos era tan estrecha e intensa -imaginen lo que es querer que tu pareja te acompañe a todas partes, incluso la incorporó a su banda en teclado y coros, aunque lo de Linda era la fotografía y no la música- que muchos creímos que o permanecería solo o pasaría tiempo antes de que se enamorara... pues no fue así, pasó menos de un año y se emparejó con una mujer joven... Como Los Beatles están ligados a mi historia sentimental, inevitablemente mis pensamientos vuelan junto a mi novio... conocer a alguien y tener la certeza que es la persona junto a la cual tus noches dejarán de ser solitarias es una fortuna y una bendición; cuando has pasado momentos personales realmente difíciles y él ha estado a tu lado -y viceversa- cuando puedes conversar largas horas, llenar un crucigrama, pasear por lugares conocidos y nuevos, experimentar silencios, todo lo anterior sintiéndote igualmente cómodo(a); cuando discutir duele hasta físicamente y la reconciliación es un regocijo y un alivio; cuando un proyecto de vida en común te entusiasma, y cuando ves el brillo aquél en los ojos del otro pese a que ya no estás recién pololeando... no hay más que hacer, ¿verdad?. Y si no suenan campanas de boda es sólo porque no me casaré por la iglesia...

Nunca creí que haría una dedicatoria de este tipo vía blog, pero bueno, siempre hay una primera vez: Para mi jealous gay de su woman.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegro,que todo el mundo sepa tb, que siento y comparto los mismos sentimientos, quien te quiere y respeta por lo que eres,
TU JEALOUS GAY

Dr. Rufus dijo...

Toda mujer debe casarse por laq Iglesia.
Existe acaso otro tipo de matrimonio?

Hernán Fco. dijo...

Cierto Doc.
Feliz dia, mujer, anda a descubrirte en mi blog (opsss, si lo deseas...)
Un abrazo

Princesita dijo...

Hola
Sabes, siempre he soñado con casarme locamente enamorada. Supongo que falta mucho para ese día, porque pensar hoy en vivir hasta abuelita con la misma persona me parece prácticamente imposible...
Que afortunada eres y que bueno tu blog.

Anónimo dijo...

bueno, la iglesia todavia no aprueba el matrimonio entra gays, asi que tendras que esperar ....